sábado, septiembre 25, 2021
REVISTA INTERNACIONAL DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS, MEDIACIÓN, NEGOCIACIÓN Y DIÁLOGO
PUBLICACIÓN TRIMESTRAL DEL INSTITUTO DE MEDIACIÓN DE MÉXICO

Andamios de la paz social

Más leídos

Retos críticos para la mediación 2021

La mediación debe hacer un alto en el camino. Repensar su presente y el horizonte. Sobre todo, acercarse a la Conflictología para...

El impacto de la socialización en los jóvenes mexicanos

Los jóvenes carecen de capacidades para atender constructivamente sus controversias. Es imprescindible pensar en incorporar en la socialización temprana procesos alternos de...

La mediación regala esperanza

La mediación transforma las mentalidades y erosiona el monopolio del poder judicial. Sueña con la justicia y también con sembrar una cultura...

El vínculo ineludible entre mediación y derechos humanos

Las sociedades contemporáneas necesitan un cambio de paradigma en torno a la resolución de conflictos. La mediación es una respuesta ligada a...

CARLOS ALBERTO SARTI CASTAÑEDA

Director de la Fundación PROPAZ de Guatemala y autor de Construcción de la Paz, Resolución de Conflictos y Fortalecimiento de la Esfera Pública y Nuevos Caminos para la Resolución de Conflictos.

Esta columna estará orientada hacia la reflexión crítica del universo de la paz. Ya sea en sus aspectos conceptuales, metodológicos y/o procesales, desde la perspectiva de mi experiencia como constructor de paz en diversos niveles y en distintos ámbitos geográficos. Me detendré en los dilemas, los retos procesales, los aspectos subjetivos y emocionales de la paz y en la crítica constructiva sobre nuestro quehacer en procesos de resolución, transformación y gestión de conflictos. Mi enfoque es político y va a contrapelo de algunos dogmas de los constructores de paz. Vengo con la mejor intención a contradecir.    

En sentido amplio, la paz no se construye en un carril particular de la dinámica social de un país. La paz se facilita dentro y como parte de la dinámica global de una sociedad. Tampoco es una disciplina aislada; más bien es una concepción orientadora de alcance medio, no explica la totalidad del desarrollo de una sociedad concreta, pero sí da sentido y orientación a los constructores de paz.  

Por tanto, la paz será la consecuencia o la resultante de la democratización, del predominio del bien común, la justicia, la vigencia de los derechos humanos y de la disolución de las causas estructurales que generan conflictividades y conflictos de forma permanente.

La paz no es un estadio final estático, sino una evolución continua y un desarrollo de la totalidad de las relaciones sociales, pues es un proceso de transformación estructural, sociopolítica, cultural y psicosocial de largo plazo.

Cabe advertir que los caminos de la paz se dan en el marco de un sistema y estructura de poder asimétrica, excluyente, patriarcal y racista y eso condiciona que la marcha de la paz no sea una ruta ascendente, exenta de conflictos, sino un proceso contradictorio que permite avances, aunque también retrocesos, momentos estáticos y críticos.Por lo demás, la paz no la logra un núcleo de personas o algunas organizaciones especializadas; sino actores y sectores sociales, políticos, económicos y étnico-culturales interdependientes.

Si la paz es la construcción de relaciones constructivas en diversos espacios y ámbitos sociales, no se trata tanto de construir poniendo unos ladrillos encima de otros, sino de tejer relaciones armónicas, estables y permanentes. Esta visión global como estratégica nos permite visualizar la sombra de futuro de la paz a largo plazo; pero, a la par, nos orienta sobre la necesidad de facilitar estrategias, procesos y actividades preventivas de los conflictos y la promoción de la cultura de paz. Esta tarea cobra más importancia dado que la conflictividad y la polarización actual pueden destruir la totalidad de las relaciones sociales y la civilización humana. Debemos cotidianamente darle un sentido de paz a todo lo que hacemos. Fomentar la armonía y el equilibrio y no el enfrentamiento irracional.

Artículos Recientes

Afganistán con velo y sin rostro

LUZ DE LOURDES ANGULO, Directora del Instituto de Mediación de México. La cuarta edición...

ANTIREPORTAJE / DAVID VAN REYBROUCK:

Cómo salvar la democracia
En cada línea de su reciente libro, Van Reybrouck razona a hombros de gigantes de la filosofía y la ciencia política, para entender a cabalidad y encarar lo que se denomina (hoy por hoy) como síndrome de la fatiga democrática. Imperdible. Lectura obligada para quienes siguen el marcapasos de la democracia.

Polifonía de voces sobre justicia restaurativa

Ulf Christian Eiras Nordenstahl presenta un sabroso repaso de un libro polifónico sobre justicia restaurativa. La suya es una invitación a la que no se puede resistir.

Conectando territorios

Daniela Patricia Almirón realiza una reseña crítica de la película Calle Bornholmer. Aunque hablar de reseña es un decir, se trata de un artículo reflexivo. Único y singular.

Grupos crueles

En Madrid asesinaron en la calle a un joven español supuestamente por tratarse de un homosexual. Eran diez jóvenes españoles los atacantes...