sábado, septiembre 25, 2021
REVISTA INTERNACIONAL DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS, MEDIACIÓN, NEGOCIACIÓN Y DIÁLOGO
PUBLICACIÓN TRIMESTRAL DEL INSTITUTO DE MEDIACIÓN DE MÉXICO

Dupla irritable

Más leídos

Retos críticos para la mediación 2021

La mediación debe hacer un alto en el camino. Repensar su presente y el horizonte. Sobre todo, acercarse a la Conflictología para...

El impacto de la socialización en los jóvenes mexicanos

Los jóvenes carecen de capacidades para atender constructivamente sus controversias. Es imprescindible pensar en incorporar en la socialización temprana procesos alternos de...

La mediación regala esperanza

La mediación transforma las mentalidades y erosiona el monopolio del poder judicial. Sueña con la justicia y también con sembrar una cultura...

El vínculo ineludible entre mediación y derechos humanos

Las sociedades contemporáneas necesitan un cambio de paradigma en torno a la resolución de conflictos. La mediación es una respuesta ligada a...
  • Por IVÁN ORMACHEA CHOQUE, Presidente de ProDiálogo, Prevención y Resolución de Conflictos. Especialista en análisis y transformación de conflictos, diálogo y mediación.

José Pedro Castillo Terrones (1969) se autoidentificó como el primer presidente campesino, maestro rural y rondero del Perú en su discurso inaugural como Presidente Constitucional del Perú ante el Congreso de la República, el 28 de julio pasado, fecha trascendental en la historia peruana, al cumplirse 200 años de la independencia nacional. Nadie hubiera pronosticado hace seis meses, que un desconocido maestro rural sería el Presidente en el bicentenario.

El profesor Pedro Castillo, como se le conoce, no tendrá que tomar, sino más bien aprobar rigurosos exámenes, si pretende mantenerse en la Presidencia de la República durante el quinquenio presidencial 2021-2026. Recordemos que durante el anterior quinquenio, el Perú tuvo cuatro Presidentes (Kuczynski, Vizcarra, Merino y Sagasti). Por lo pronto, ya aprobó el primero, sobrevivir al descomunal bullying de la derecha y ultraderecha peruana durante la segunda vuelta (balotage), desde mediados de abril hasta el 6 de junio pasado, abiertamente aliada con una mayoría de medios masivos de comunicación, algo realmente inusitado.

Se le terruqueo (identificó como terrorista), se le asoció con la llegada del chavismo al Perú y la toma del poder del comunismo, se le atribuyeron múltiples expropiaciones, vulneraciones a la propiedad privada y la retención de las cuentas bancarias privadas en dólares. Su victoria por apenas 40 mil votos estuvo empañada por una campaña de un supuesto fraude electoral, fiel al estilo del promotor de los fake news políticos Donald Trump. Hasta ahora un sector importante de la derecha peruana considera que se le robó la elección a su contendora, la tres veces candidata en segunda vuelta Keiko Fujimori. No cesan las voces pidiendo su vacancia en favor de la defensa de la democracia y la lucha contra el comunismo.

“Castillo pasó un segundo examen al haber sido proclamado Presidente por el Jurado Nacional de Elecciones, luego de innumerables solicitudes de nulidad por un supuesto fraude”

Castillo pasó un segundo examen al haber sido proclamado Presidente por el Jurado Nacional de Elecciones, luego de innumerables solicitudes de nulidad por un supuesto fraude. Sin proclamación no podría haber juramentado el 28 de julio, con lo cual se hubiera abierto una discusión sobre el futuro del Presidente electo. En paralelo, obtuvo dos notas desaprobatorias. Una como consecuencia del nombramiento de su primer gabinete en la que su líder, el Presidente del Consejo de Ministros (tradicionalmente llamado Premier o Primer Ministro), Guido Bellido,  conocido por ser uno de los hombres de confianza de Cerrón, se ha caracterizado por comentarios misóginos y homófobos en sus redes sociales y había hecho declaraciones que le han valido una investigación fiscal por apología al terrorismo, en marzo pasado, especialmente a favor del  grupo terrorista Sendero Luminoso. Esto último dio pie a reforzar el estigma proterrorista con el que fue signado Castillo en la segunda vuelta electoral por la ultra derecha.

Las derrotas políticas han continuado para Perú Libre, el Partido que lanzó a Castillo. A pesar de tener la mayoría relativa de escaños en el Congreso, Perú Libre, no logró la Presidencia de la Mesa Directiva del legislativo al igual que la Presidencia de las Comisiones Ordinarias que más le interesaban liderar (Constitución, Educación, Presupuesto, Agraria, Educación, Transportes y Energía y Minas). Todas estas han quedado en manos de la mayoría de la derecha y sus aliados. Lo más preocupante, sin embargo, es que con la designación del primer gabinete, automáticamente Castillo ha desaprobado otro examen, el de generar una alianza parlamentaria que produzca como resultado una mayoría en el Congreso para impulsar una posible Asamblea Constituyente y otros  temas de agenda; contrariamente, la designación del Premier Bellido ha tenido como consecuencia atizar los ánimos y fortalecer la alianza de la derecha con la ultraderecha, sumando otras fuerzas de centro a la oposición.

La percepción generalizada, incluyendo a la izquierda progresista, es que la nominación del primer gabinete y del Premier ha sido absolutamente innecesaria y una provocación que hace pensar que Castillo, bajo la tutela de Vladimiro Cerrón (el dueño del partido oficialista Perú Libre) estaría provocando llevar al primer gabinete a la censura parlamentaria, con lo cual bastaría hacer una cuestión de confianza por algún ministro que se interpele o por el nuevo gabinete para que, de no concederse, tenga que renunciar y de esta forma el Presidente tenga la facultad constitucional de disolver el Congreso, tal como lo hizo el ex Presidente Martín Vizcarra en setiembre del 2019.

Del lado de la oposición mayoritaria en el Congreso, ya se escuchan voces para pedir la destitución de Castillo por incapacidad moral permanente, antes de que la disolución suceda, por diversas razones: una investigación de corrupción de Perú Libre que alcanza a Cerrón y a funcionarios del partido, incluyendo al Premier; o por malas gestiones del Presidente en cuanto a nombramiento de funcionarios con perfiles que no satisfacen los requerimientos del cargo y que cuentan con investigaciones fiscales, incompatibilidades judiciales o morales entre otros argumentos. Recordemos que el Congreso pasado destituyó sorpresivamente al Presidente Martín Vizcarra por incapacidad moral en noviembre del 2020 y el Presidente Sagasti casi semanalmente estaba bajo la mira de similares pedidos de congresistas de diferentes bancadas. Tanto la disolución del Congreso como la destitución (vacancia) del Presidente de la República fueron utilizadas en el anterior quinquenio presidencial y se han convertido en armas de guerra entre ambos poderes.

Sin embargo, el mayor test que deberá aprobar Castillo es mantener a flote su gobierno y eso solo podrá lograrlo con una coalición que conforme una mayoría en el Congreso. Recordemos que no ha existido en la historia republicana del Perú ningún gobierno nacional que haya podido mantenerse en el poder sin una mayoría o una coalición de mayoría en el Congreso.

Adicionalmente, la presencia diaria de Vladimiro Cerrón en las redes sociales y en algunos medios masivos de comunicación genera una profunda desconfianza con la oposición instalada en el Congreso. La filiación marxista-leninista de Cerrón es claramente vista como una amenaza por la oposición. Cerrón no es solo el dueño del partido Perú Libre, sino también su creador, fundador y Secretario General que muestra su avasalladora identidad en todo momento. Basta con ver el portal de Perú Libre y sus redes sociales para concluir que el protagonista del partido es él. Su ideario político lo elaboró él, la organización la implementó él; en breve, podríamos decir que Perú Libre es él. Si no hubiera sido sentenciado por corrupción el candidato natural hubiera sido Cerrón, sin embargo, debido a una condena judicial por corrupción durante su mandato como Gobernador de la Región Junín se vio imposibilitado a postularse como candidato presidencial y allí decidió invitar a Castillo. En una reciente entrevista en el portal sudaca.pe (1) Cerrón indicó más bien tener una relación de paridad con el actual Presidente: Mi relación es totalmente amical, cordial, respetuosa de la autonomía de cada uno. Pedro Castillo no es subordinado mío. Ni Cerrón es subordinado de Castillo. Eso ha quedado siempre claro. Ha quedado cristalino en las reuniones que hemos tenido

Cerrón fue sindicado por la oposición como el autor de la designación de Guido Bellido. Sin embargo, él aclara que el partido propuso cuatro nombres y Castillo eligió a Bellido. Cerrón constantemente manifiesta su posición sobre temas políticos de importancia generando revuelo en la oposición, mientras que Castillo no da conferencias de prensa ni se comunica. Mientras se consolida la percepción de un gobierno improvisado y sin capacidad para gobernar, la relación Castillo-Cerrón sigue siendo materia de especulación y de escozores, incluso al interior de la bancada de Perú Libre que, al parecer, estaría dividiéndose para formar un grupo que tome distancia de Cerrón.

Serán los hechos y no las palabras, al final, las que demuestren quién manda a quién. [T]

REFERENCIAS:

Artículos Recientes

Afganistán con velo y sin rostro

LUZ DE LOURDES ANGULO, Directora del Instituto de Mediación de México. La cuarta edición...

ANTIREPORTAJE / DAVID VAN REYBROUCK:

Cómo salvar la democracia
En cada línea de su reciente libro, Van Reybrouck razona a hombros de gigantes de la filosofía y la ciencia política, para entender a cabalidad y encarar lo que se denomina (hoy por hoy) como síndrome de la fatiga democrática. Imperdible. Lectura obligada para quienes siguen el marcapasos de la democracia.

Polifonía de voces sobre justicia restaurativa

Ulf Christian Eiras Nordenstahl presenta un sabroso repaso de un libro polifónico sobre justicia restaurativa. La suya es una invitación a la que no se puede resistir.

Conectando territorios

Daniela Patricia Almirón realiza una reseña crítica de la película Calle Bornholmer. Aunque hablar de reseña es un decir, se trata de un artículo reflexivo. Único y singular.

Grupos crueles

En Madrid asesinaron en la calle a un joven español supuestamente por tratarse de un homosexual. Eran diez jóvenes españoles los atacantes...